Ahorrar al comprar un coche nuevo: trucos y consejos

Guías y Consejos

Para ahorrar al comprar un coche nuevo la gasolina barata es importante, pero tampoco hay que comprar el coche a la ligera, ya que de esa manera podríamos pagar varios miles de euros de más fácilmente. La compra de un coche suele ser una de las grandes inversiones del los hogares españoles y, dado su alto precio, es conveniente conocer una serie de trucos para conseguir el mejor precio.

Preparativos para conseguir el mejor precio

Antes de entrar en materia, de acudir a un concesionario, lo mejor es preparar la compra. Lo primero que hay que decidir es de qué segmento de coche queremos adquirir: monovolumen, berlina, utilitario, 4x4… Son muchos los tipos de coche que hay en el mercado y tomar esta decisión inicial puede acotar mucho la búsqueda.

Es buena idea en este momento tomar nuevas decisiones sobre la motorización, maletero y/o equipamiento y a partir de ahí repasar los diferentes modelos de ese segmento que ofrece cada marca de coche sin ningún tipo de prejuicio, emoción o preferencia irracional. De esta forma tendremos una lista de modelos con los que comenzar a trabajar.

Con esta lista, y antes de personarse en ningún concesionario, conviene posteriormente revisar los precios gracias a los configuradores de los fabricantes. Estos configuradores están disponibles en las páginas oficiales de cada marca en Internet y permiten obtener un primer precio para cada modelo exacto, aunque un precio algo inflado.

Por otro lado, conviene repasar la publicidad y anuncios, que suelen ofrece un segundo precio de referencia, esta vez un precio muy bajo que suele corresponder con el modelo de coche más básico en todos los sentidos: motorización, equipamiento, etc. Obviamente, el presupuesto máximo para comprar el coche debería estar entre estas dos cifras. De no ser así, lo mejor es dirigirse al mercado de kilómetro 0 o directamente la segunda mano.

Otros factores a la hora de comprar un coche que hay que tener en cuenta es si se quiere un coche diésel o gasolina, lo cual es muy sencillo gracias a esta calculadora. Los híbridos y eléctricos comienzan a ser poco a poco una buena opción, si bien su precio de venta en general sigue siendo algo elevado y difícil de amortizar. Igualmente hay que tener en cuenta el precio del seguro del coche como otro factor que puede y debe influir en la compra.

Acude al concesionario a negociar

Con la lista de modelos y precios de referencia estamos ya listos para negociar en los concesionarios. En primer lugar hay que dejar claro que los comerciales están formados y entrenados, saben muy bien lo que hacen, así que hay que mostrarse cauto con ellos y, por ejemplo, no mostrar interés desmedido en un vehículo, porque entonces sabrán que no deben bajar le precio para colocarlo.

Al concesionario hay que acudir sin complejos, a regatear sin miedo. Primero se intentarán conseguir todos los descuentos posibles, incluyendo subvenciones como el plan PIVE o similares, y después en último término a intentar que el concesionario se haga cargo de gastos de matriculación, transporte u ofrezca otras ventajas como ampliación de garantía sin aumento de precio.

Se suele recomendar pedir diferentes presupuestos en distintos concesionarios de la misma marca con la idea de que se hagan la competencia entre ellos, pero la realidad es que lo tienen prohibido y usan su sistema informático para ello. Por eso, recomendamos pedir diferentes presupuestos y en cada presupuesto, ir con un acompañante diferente que es el que se inscribirá en el sistema, de forma que constará como si varias personas diferentes hayan pedido presupuesto para un mismo modelo y marca.

Si hay dudas, es bueno visitar todas las marcas disponibles y conseguir tantos presupuestos, siempre por escrito y detallados, que sea posible.

Otro factor a tener en cuenta es el momento en el que se acude a los concesionarios. Es muy recomendable acudir al finalizar cada trimestre y, sobre todo, en fin de año cuando los concesionarios suelen tener dificultades para llegar a objetivos y están dispuestos a colocar coches a mejor precio para conseguirlos. En este sentido también es bastante interesante acudir cuando hay una modernización de cualquier modelo ya que los que queden obsoletos probablemente saldrán a la venta a un precio bastante rebajado.

Por último, es bueno preguntar en el concesionario qué descuentos especiales suele hacer la marca a diversos colectivos y/o empresas. Algunas marcas aplican descuentos especiales a los empleados de otras empresas que colaboran con ellos, que son “partners”. Y, por otro lado, algunas marcas abaratan aún más los coches a diversos colectivos como por ejemplo los periodistas, los altos directivos, etc.

Es muy probable que los concesionarios te “vendan” la financiación del coche incluso aunque no la quieras con el pretexto de que supone un descuento. Estas financiaciones deben ser estudiadas con lupa porque esconden habitualmente recargos importantes. Es altamente recomendable conseguir un desglose lo más detallado posible de todos los pagos que incluye la financiación y asegurarse de que efectivamente se corresponde con el precio total final pactado.

Otros trucos que pueden abaratar tu coche

En cuanto a equipamiento, la solución intermedia suele ser la mejor opción. El equipamiento más básico normalmente carece de opciones que hoy en día son indispensables y las opciones más caras suelen ofrecer más lujo y mejoras estéticas de las que habitualmente se puede prescindir.

Para ahorrar algunos cientos de euros adicionales es también muy recomendable informarse sobre los colores que cada marca ofrece sin recargo adicional. En algunas marcas se trata del rojo, para dar un aire deportivo a sus coches, en otras el blanco o el negro… Cada marca tiene su color que resulta más barato, aunque también hay que advertir que en estas versiones más baratas la calidad no es la misma.

Aunque no es estrictamente necesario para conseguir un descuento, sí es bueno probar el coche antes de comprarlo. En cada concesionario tienen unidades habilitadas para dicho efecto. Es bueno para asegurarse de que el coche es como queremos y se comporta justo como nos gusta en carretera. Así además evitamos sorpresas. Eso sí, hay que recordad que como cualquier otro producto o servicio, el consumidor dispone de 14 días de desistimiento de la compra sin tener que dar explicaciones al vendedor.

Tagsahorrocoches

     

Compartenos!

3.8 (4 valoraciones)

Comenta este artículo

Servicios Destacados

Fechas de Matriculación

Averigua al instante de que año es tu coche o motocicleta y su edad.

Valor Venal

Calcula fácilmente el valor venal de tu vehículo. Para todas las comunidades.

Precio transferencia o ITP

Es necesario saberlo para transacciones con vehíiculos usados.

Equivalencias de Neumáticos

Si no llevas los neumáticos de serie te será útil para pasar la ITV.

Previsión de Matrículas

Si esperas tu coche nuevo, averigua que matrícula te tocará.

Aviso de Transferencia

Averigua si se ha hecho la transferencia de un vehículo.

Envíanos tus sugerencias.

Tu opinión nos importa mucho: