Llega el invierno: purgar los radiadores para ahorrar combustible

REDACCIÓN DOG | 18 Oct 2013

Con la llegada del frío invernal se hace necesario en muchos casos una puesta a punto de nuestro sistema de calefacción. Uno de los puntos que tendremos que revisar es el purgado de los radiadores.

Para verificar si nuestros radiadores necesitan un purgado deberemos fijarnos principalmente en dos detalles:

  • 1. Los radiadores hacen ruido, tipo gorgoteo de agua en su interior.
  • 2. Los radiadores no calientan por igual en toda su superficie. Hay veces que el radiador sólo calienta por la parte superior o sólo en alguno de los elementos que lo componen, provocando un gasto de combustible innecesario.

Estos dos síntomas son provocados por la acumulación de aire dentro de los radiadores, y en general en nuestra instalación de calefacción, pero gracias al purgado podremos eliminarlos. Todo lo explicado en adelante es para sistemas de calefacción con caldera individual.

El proceso de purgado se puede realizar con la calefacción encendida o apagada. Realizarlo con la calefacción encendida tiene la ventaja de hacer que las burbujas de aire que hayan podido quedar por algunas partes del circuito de calefacción se muevan y acaben saliendo por los purgadores.

Recomendamos que para hacerlo con la calefacción encendida se baje la temperatura de la caldera a 50ºC para gastar menos combustible durante el proceso, y después volver a situarla donde estuviera.

Piso o casa de dos o más plantas

Si vivimos en un piso el proceso de purgado debe comenzar por los radiadores más cercanos a la caldera. Si nuestra casa tiene dos o más plantas deberemos comenzar por las plantas superiores, que es donde tiende a acumularse el aire, e ir bajando.

Nuestro aliado: el purgador

El purgador es el elemento de nuestro radiador que nos va a permitir sacar el aire del mismo. Necesitaremos un destornillador de punta plana y ocasionalmente unos alicates o llave inglesa.

Para abrir el purgador simplemente giramos levemente el destornillador en sentido contrario a las agujas del reloj, poniendo debajo un recipiente para acumular el agua que se puede escapar, y lo dejamos así hasta que veamos que sólo sale agua, sin aire.

Los alicates o llave inglesa nos harán falta si al girar el tornillo del purgador vemos que se mueve todo el conjunto en lugar de sólo el tornillo. Si esto sucede deberemos cerrar el purgador por completo y antes de volver a abrirlo sujetaremos con los alicates o llave inglesa la tuerca que va unida al purgador para que no se mueva, de lo contrario puede empezar a salir agua en exceso por donde no queremos.

Existen radiadores con purgadores automáticos, que no necesitan este tipo de actuación y que automáticamente expulsan el aire del interior de la instalación. En algunos casos con el tiempo dejan de funcionar bien, con lo que casi es preferible el purgador manual de toda la vida.

Vigilar la presión de la caldera durante el proceso

Si hemos optado por realizar el proceso de purgado con la calefacción encendida deberemos fijarnos, cada vez que purguemos uno de los radiadores, en la presión que marca la caldera, procurando tenerla siempre entre 1,5 y 2 bar aproximadamente, ya que si la presión baja mucho es posible que la caldera se pare.

Si el proceso se realiza con la calefaccion apagada la presión puede revisarse al final del proceso o durante el mismo para regularla antes de poner en marcha el sistema.

En caso de presión excesiva en la caldera

Si tras completar el proceso la presión de la caldera ha subido demasiado lo que hay que hacer para que baje al umbral correcto (aprox 1,5 bar) es abrir el purgador de cualquier radiador y dejar que salga agua durante unos segundos. Tras esto chequeamos la presión de la caldera, si aún sigue alta volvemos a abrir el purgador y dejamos salir más agua. Repetiremos este proceso hasta que la presión baje lo necesario.

Tagscalefaccióncombustibleradiadores

     

Compartenos!

4.0 (4 valoraciones)

Comenta este artículo

Otros usuarios han comentado...

16/11/2017 22:53

dieselogasolina.com

Andrés: los radiadores siempre van a coger aire/gases debido a reacciones químicas en el interior del circuito. El problema es que sea muy a menudo, ya que podría indicar que existe alguna fuga.

25/07/2015 14:35

Andrés

La pregunta es ¿por qué se genera el aire dentro de los radiadores?. Una vez purgados, mi caldera con el paso de los días lo vuelve a generar. Si la apago o le bajo la temperatura, una vez que vuelvo a encenderla o levantarle la temperatura debo purgar otra vez. Tengo radiadores Peisa y caldera Ariston.

Servicios Destacados

Fechas de Matriculación

Averigua al instante de que año es tu coche o motocicleta y su edad.

Valor Venal

Calcula fácilmente el valor venal de tu vehículo. Para todas las comunidades.

Precio transferencia o ITP

Es necesario saberlo para transacciones con vehíiculos usados.

Equivalencias de Neumáticos

Si no llevas los neumáticos de serie te será útil para pasar la ITV.

Previsión de Matrículas

Si esperas tu coche nuevo, averigua que matrícula te tocará.

Aviso de Transferencia

Averigua si se ha hecho la transferencia de un vehículo.