Dodge Challenger SRT Demon, el Muscle Car de producción más brutal

REDACCIÓN DOG | 26 Abr 2017

Dodge se ha liado la manta a la cabeza y ha creado el Muscle Car de producción más potente hasta la fecha, el Dodge Challenger SRT Demon, capaz de realizar el cuarto de milla en menos de 10 segundos. Único modelo ‘de calle’ en conseguirlo.

Hace tiempo que Dodge prometió lanzar el Muscle Car más potente del mundo, producido en serie lógicamente. Ha mostrado muchos teaser durante su desarrollo, explotando al máximo las posibilidades que ofrecen las redes sociales y se ha especulado lo indecible entre los medios y aficionados todo este tiempo. Pero la espera llegó a su fin y en el Salón de Nueva York se presenta oficialmente el Dodge Challenger SRT Demon, lo más brutal que ha lanzado la marca hasta la fecha y que pone patas arriba el sector con más características descabelladas y alucinantes.

La guerra de la potencia entre los Muscle Car es tan antigua como el propio concepto de coche y aunque durante una temporada estuvo un tanto parada, volvió a explotar con la nueva generación de Muscle Car y que ahora, dejando de lado a especialistas como Hennessey o Shelby, llega al cenit con el Demon. Una versión del Challenger que empieza su andadura destrozando récords como ser el primer coche de producción en bajar de los 10 segundos en el cuarto de milla. Es un Muscle Car cuyo único objetivo es aniquilar cualquier rival y cualquier tiempo en carreras de aceleración.

Ya lo hemos dicho varias veces, el automóvil en Estados Unidos tienen una imagen muy diferente a la que tiene en Europa y aunque el Viejo Continente siempre ha presumido de coches de potentes, rápidos y tecnológicos, hace tiempo que perdieron parte de la pasión que se espera de un deportivo y muchos, siendo máquinas tan eficaces como un bisturí, les falta algo. Un algo que sí parece seguir latente en Estados Unidos, donde así de entrada, sigue vivo el cambio manual  y además, se atreven con locuras como esta que nos ocupa.

El Dodge Challenger SRT Demon es un coche de apasionados, un coche de carreras matriculado al estilo yankee, desarrollado por ingenieros que se encuentran más cercanos a mecánicos de carreras que a personas acostumbradas a la creación de coches ‘de calle’. A simple vista ya te imaginas lo que esconde este Dodge, pues parece un Hellcat más ‘gordo’, con pasos de rueda más grandes y más marcados junto a un nuevo capó. La idea que tenían en dodge cuando se pusieron manos a la obra no era hacer un cupé deportivo, sofisticado y ‘pintón’ como puede ser un BMW M4, sino algo mucho más agresivo y radical, lejos de lujos y sutilezas como ocurre con muchos otros cupés. Aquí no hay medias tintas, si buscas lujo y refinamiento, te equivocas de coche.

Se trata, casi, de un dragster de competición homologado para circular por vías públicas. Y no exageramos en esta afirmación, los neumáticos por ejemplo cuentan con un compuesto específico desarrollado para maximizar la tracción y pensados para las pruebas de aceleración en medidas 315/40 R18 en ambos ejes. Una declaración de intenciones brutal, por si acaso su aspecto su aspecto poco refinado no te había dejado las cosas claras. Que ambos ejes monten la misma medida responde además, no sólo a cuestiones de adherencia sino que busca poder sustituirlos en cualquier momento en plena prueba de aceleración.

Que lo hayan llamado ‘Demon’ no es simplemente por marketing. Bajo el capó se esconde el V8 Hellcat que recibe un 50% de componentes inéditos. Como dato curioso y dedicado a los amantes de los datos, este ‘casi nuevo’ V8 HEMI de 6,2 litros aspira 0,54 metros cúbicos de aire por segundo, un 18% más que el Hellcat, algo lógico cuando hay que proveer de oxígeno a una máquina capaz de quemar gasolina hasta generar 852 CV y 1.044 Nm de par. Hasta ahora, el SRT Hellcat era lo más bruto que había creado dodge, resulta incluso poco intimidador, si es que se puede decir algo así de un coche con 717 CV.

Cifras como esta no se consiguen de cualquier manera. En un coche de competición no hay problema, se emplea combustible de alto octanaje, se aprieta lo que haya que apretar y a correr, pero en la calle se necesita cierta fiabilidad para que el motor no necesite un mantenimiento extremo. Una vez resuelto esto, se añade un compresor volumétrico de 2,7 litros de capacidad y con mayor presión de soplado, se incorpora una doble bomba de gasolina, se revisa y modifica por completo el circuito y todo el sistema de lubricación y se ha lo propio con todo aquello que tenga que ver con la refrigeración, apartados vitales para que no se desintegre el motor cada vez que pise el acelerador a fondo. El calor que genera este V8 de 852 CV es tan brutal que Dodge, ha desarrollado un sistema que han llamado ‘SRT Power Chiller’, un sistema que básicamente emplea el aire acondicionado para reducir la temperatura del refrigerante.

Para la ocasión y al contrario de lo comentado al principio del artículo, se desecha la transmisión manual en favor del cambio automático de ocho relaciones con el único objetivo de optimizar al máximo las salidas desde parado. Esta caja de cambios, aunque es la misma que usa por ejemplo el Grand Cherokee, tiene una puesta a punto específica y se ha reforzado para soportar el envite de los 1.044 Nm.

No obstante, el V8 del SRT Demon tiene truco, o mejor dicho, tiene llave ‘especial’. Se entregará al comprador dos llaves, como en el Veyron o el Chiron de Bugatti. La primera llave establece una gestión que limita la potencia a 507 CV, mientras que la segunda llave desbloquea todo el potencial del V8 HEMI, pero estamos hablando de 819 CV, si queremos los 852 CV tenemos que recurrir a gasolina de alto octanaje.

Incomprensiblemente, el Dodge Challenger SRT Demon tiene un modelo ECO (no sabemos quién querrá un modo ECO en un coche como este) y además, tiene otro modelo que limita el régimen de giro máximo del motor a 4.000 rpm, pensando para aquellos momentos en los que de deje el coche en manos de un aparcacoches por ejemplo. También hay un ‘Launch Control’ desarrollado para pruebas de aceleración.

El Dodge Challenger SRt Demon es capaz de acelerar de 0 a 60 mph (96,56 km/h) en 2,3 segundos (de 0 a 30 mph en 1 segundo) logrando el cuarto de milla en 9,56 segundos con una velocidad de salida de 225 km/h.

Por cierto, antes de terminar y para que tengáis completamente claro que no es un coche refinado, Dodge ha eliminado la banqueta trasera, el asiento del copiloto, las alfombrillas, altavoces, amplificador, todo el cableado del equipo de sonido y multimedia, la cubierta del maletero, la rueda de repuesto, la mayor parte del aislamiento acústico, así como el sistema de sensores de aparcamiento. Aunque puedes equipar el asiento del acompañante, la banqueta trasera o la cubierta del maletero mediante un paquete de equipamiento por el simbólico precio de un dólar.

Tagsdodgechallenger

     

Compartenos!

nan ( valoraciones)

Comenta este artículo

Servicios Destacados

Fechas de Matriculación

Averigua al instante de que año es tu coche o motocicleta y su edad.

Valor Venal

Calcula fácilmente el valor venal de tu vehículo. Para todas las comunidades.

Precio transferencia o ITP

Es necesario saberlo para transacciones con vehíiculos usados.

Equivalencias de Neumáticos

Si no llevas los neumáticos de serie te será útil para pasar la ITV.

Previsión de Matrículas

Si esperas tu coche nuevo, averigua que matrícula te tocará.

Aviso de Transferencia

Averigua si se ha hecho la transferencia de un vehículo.