Cómo abrir una gasolinera en España: pasos y requisitos

Guías y Consejos

Montar una gasolinera es un negocio de alta inversión en el que el retorno no está tan asegurado como puede parecer si no se cumplen una serie de condiciones que vamos a repasar en este artículo.

Abrir un negocio de este tipo, a no ser que se opte por formas más sencillas como convertirse en franquiciado, supone sumergirse en una gran maraña de permisos y autorizaciones de todo tipo que es conveniente conocer, así como los diversos plazos que existen para cada uno de ellos y las obras.

Abrir una gasolinera tiene también una serie de peculiaridades que hay que conocer para sacarle el mayor partido posible, pero antes, repasemos el plan de negocio, que es el primer paso que se debe dar antes de iniciar el proyecto en sí.

La importancia del plan de negocio

Antes incluso de plantearse la realización de las obras, es muy recomendable realizar un estudio de viabilidad de un negocio que a buen seguro supondrá una inversión que no está fácilmente al alcance de mucha gente. Este estudio no asegura el éxito de la gasolinera, pero puede ser la clave para que no nazca muerto y puede evitar perder muchos miles de euros.

Este informe debe contar con información sobre la ubicación de la gasolinera, la cantidad de vehículos que suele circular en los alrededores, el nivel de competencia y en general cualquier información que nos proporcione claves para saber si realmente se va a conseguir rentabilidad cercana en el tiempo.

Este estudio también debe contener toda la información en torno a servicios que se van a proporcionar dentro de la gasolinera (bar, tienda, camping, lavado, etc) y los productos y servicios que se van a poner a la venta en todas las instalaciones que se desea habilitar.

Igualmente recomendable es contar con todas las cifras relativas a gastos y previsiones de ingresos para al menos tener una estimación con la que ir comprobando si el negocio prospera o no.

Este informe no solo nos proporcionará información muy útil para confirmar la viabilidad de la gasolinera: también puede ayudar mucho a conseguir socios e inversores que alivien la carga de afrontar la gran inversión que se debe realizar.

Coste de abrir una gasolinera

Realizado el trabajo previo y si realmente se tiene claro que puede ser un buen negocio, entonces comienza el trabajo en sí. En cuanto a los costes de abrir una gasolinera, depende mucho de las instalaciones y la modalidad por la que se opte, pero en general se estima que la inversión puede ir desde medio millón al millón de euros de inversión.

Por otro lado, es bastante común que la gasolinera no se llegue a amortizar hasta muchos años después de realizar al inversión. Aunque este hecho depende de la buena marcha de las instalaciones, se estima que si la gasolinera tiene un buen ritmo de ventas de gasolina y servicios complementarios, se podría llegar a amortizar en un plazo no menor a un lustro.

Hay que tener en cuenta que la venta de gasolina en muchas ocasiones no supone el grueso de los beneficios, ya que en muchos casos se llega a acuerdos con grandes petroleras que dejan márgenes por litro que suelen rondar los 10 céntimos de euros de beneficio. Con esta cifra es fácil calcular la gran cantidad de litros que hace falta vender para conseguir buenos resultados.

La tienda, que suele contener precios más elevados que en otros establecimientos similares, así como la hostelería, son la clave para conseguir grandes réditos de la gasolinera. En muchas gasolineras, sobre todo las que se encuentran en carreteras nacionales, hacen mucho más dinero gracias a estos servicios adicionales que a la gasolina en sí.

Al principio, quizás lo más sencillo y recomendable es llegar a un acuerdo con un gran proveedor de carburante y conseguir los productos para la tienda en depósito, sin pagar por ellos hasta que se vendan. Posteriormente, si el negocio va viento en popa, se podrá optar por comprar el combustible sin acudir a proveedores así como adquirir los productos de la tienda directamente en los mayoristas a los mejores precios. De esta forma, se podrán conseguir más beneficios.

Legislación española en cuanto a apertura de gasolineras

Abrir una gasolinera en España no requiere de una concesión especial, y cualquier persona jurídica o física puede hacerlo, pero sí que hay que pedir una gran cantidad de autorizaciones y permisos a un gran número de organismos del Estado, como vamos a ver a continuación.

En primer lugar, es necesario contar con un documento previo que contemple los detalles de la instalación que deseamos abrir. Una vez tengamos claras las características de proyecto, hay que someterlo a la evaluación de la Dirección General de Carreteras. Si el dictamen es afirmativo, entonces se podría comenzar con el proyecto de construcción supervisado por el colegio profesional correspondiente y un técnico competente. En este momento habría que pedir los primeros permisos de obras al Ayuntamiento de la localidad elegida.

Entonces habrá que volver a acudir a la Dirección General de Carreteras para que valore el proyecto completo con toda su documentación oficial. Este órgano abrirá un expediente al que se dará publicidad mediante diversas vías y, si todo está conforme a la ley, se concederá de forma provisional la autorización para realizar las obras.

Si el emprendedor acepta la autorización provisional, ésta se convierte en definitiva, y aquel pasa a tener 18 meses para completar las obras de la gasolinera. Unas semanas antes de la apertura del negocio, se debe contar con una nueva autorización de la Dirección General de Carreteras, que tiene que expender un acta de conformidad que dé el visto bueno para abrir las instalaciones al público.

Aquí no acaba ni mucho menos la burocracia. La Comunidad Autónoma correspondiente tiene que dar el visto bueno a la apertura igualmente. Entre otras cosas, habrá que acreditar ante el Registro del Servicio Territorial que se posee, entre otras coasa, un contrato que asegure el suministro de carburante durante al menos 3 años mediante el pertinente contrato.

Al contar con un depósito de combustible, el Registro Territorial de Industria también lo debe tener dado de alta en sus archivos. Para acabar, faltan diversas autorizaciones para operar, como las certificaciones para los surtidores, alta en servicios como luz o agua, etc.

Son muchos los reales decretos y leyes que el emprendedor debe tener en cuenta a la hora de abrir una gasolineras, desde el Real Decreto 1812/1994, de 2 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Carreteras, hasta la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos.

Tagsgasolineras

     

Compartenos!

5.0 (2 valoraciones)

Comenta este artículo

Servicios Destacados

Fechas de Matriculación

Averigua al instante de que año es tu coche o motocicleta y su edad.

Valor Venal

Calcula fácilmente el valor venal de tu vehículo. Para todas las comunidades.

Precio transferencia o ITP

Es necesario saberlo para transacciones con vehíiculos usados.

Equivalencias de Neumáticos

Si no llevas los neumáticos de serie te será útil para pasar la ITV.

Previsión de Matrículas

Si esperas tu coche nuevo, averigua que matrícula te tocará.

Aviso de Transferencia

Averigua si se ha hecho la transferencia de un vehículo.

Envíanos tus sugerencias.

Tu opinión nos importa mucho: